Social Icons

jueves, mayo 14, 2009

The celebration of the lizard

El arte de compartir, evocar y construir universos.
Una excelente pieza poética del Rey Lagarto.
===============================================

LEONES EN LA CALLE

Leones en la calle, vagabundos
Perros en celo, rabiosos, espumeantes
Una bestia enjaulada en el corazón de una ciudad

El cuerpo de su madre
se pudre en el suelo veraniego.
Abandonó el pueblo.

Se fue al sur y cruzó la frontera
Dejó el caos y el desorden
atrás, sobre su hombro.

Una noche se levantó en un hotel verde
con una extraña criatura gimiendo a su lado
El sudor rezumaba de su brillante piel.

¿Están todos adentro?
La ceremonia está a punto de comenzar.

DESPIERTA

¡Despierta!
No puedes recordar dónde fue.
¿Se había detenido este sueño?

La serpiente era de oro pálido,
de vidrio y encogida.
Tuvimos miedo de tocarla.
Las sábanas eran calientes prisiones muertas.

Y ella estaba junto a mí,
Vieja, no es ella... joven,
Su cabello rojo oscuro.
Su suave piel blanca.

Ahora corre al espejo del baño.
¡Mira¡
Está entrando.
No puedo vivir a lo largo de cada lento siglo de su movimiento.
Dejo que mi mejilla se deslice
por el suave mosaico frío.
Siento la picante sangre fría.
El suave silbido de las serpientes de la lluvia...

UN JUEGUITO

Una vez tuve un jueguito
Me gustaba agazaparme atrás de mi cerebro
Creo que sabes el juego al que me refiero
Me refiero al juego que se llama "volverse loco".

Ahora tú deberías intentar este jueguito
Sólo cierra los ojos, olvida tu nombre
Olvida el mundo, olvida a la gente
Y erigiremos un campanario diferente

Es divertido este jueguito
Sólo cierra los ojos, no hay forma de perder.
Ya estoy aquí, ahí voy también.
Relájate, estamos llegando...

LOS MORADORES DE LA COLINA

A lo más profundo del cerebro,
dándole vueltas a mi dolor,
a donde no hay lluvia.
Y la lluvia cae suavemente sobre el pueblo
y sobre las cabezas de todos nosotros
y en el laberinto de arroyos
entre la callada presencia sobrenatural de
nerviosos moradores de las gentiles colinas de los alrededores.
Abundantes reptiles,
fósiles, cavernas, cumbres de aire frío.

Cada casa repite un molde
Las persianas bajadas
La carreta encerrada contra la mañana
Todos duermen ahora
Alfombras calladas, espejos vacíos
Polvo ciego bajo los lechos de parejas casadas
envueltas en sábanas
e hijas, manchadas
con ojos de semen en sus pezones.

¡Esperen!
Aquí ha habido una matanza.

(No te detengas a hablar o curiosear.
Tus guantes y abanico están en el suelo.
Nos vamos de la ciudad.
Estamos en fuga
y tú eres el único que quiero que venga.)

NO TOQUES LA TIERRA

No toques la tierra
No veas el sol
No hay nada que hacer más que
correr, correr, correr.
Corramos.

La casa en la colina
La luna reposa tranquila
las sombras de los árboles
atestiguan la brisa salvaje.
Ven, nena, corre conmigo.
Corramos.

Corre conmigo
Corre conmigo
Corre conmigo
Corramos.

La mansión es cálida, en la cima de la colina
Costosas son las habitaciones y las atenciones ahí
Rojos son los brazos de sillas lujuriosas
y no sabrás nada hasta que entres

El cadáver del presidente en el carro del chofer
El motor arranca con pegamento y alquitrán
Vamos, no vamos muy lejos
al Oriente a conocer al Zar.

Corre conmigo
Corre conmigo
Corre conmigo
Corramos.

Algunos forajidos viven a un lado del lago
La hija del ministro está enamorada de la serpiente
que vive en un pozo al costado del camino.
Levántate, chica, casi llegamos a casa.

Sol, sol, sol,
Arde, arde, arde
Pronto, pronto, pronto
Luna, luna, luna
Te alcanzaré
¡Pronto!
¡Pronto!
¡Pronto!

Soy el Rey Lagarto
Puedo hacer lo que quiera.

LOS NOMBRES DEL REINO

Venimos de
los ríos y autopistas
Venimos de
bosques y cascadas.

Venimos de
Carson y Springfield
Venimos
encantados de Phoenix
y te puedo decir
los nombres del reino
Te puedo decir
las cosas que sabes
escuchando un puñado de silencio
escalando valles en la oscuridad.

EL PALACIO DEL EXILIO

'Por siete años habité
en el disoluto palacio del exilio
jugando extraños juegos
con las chicas de la isla.

Ahora he regresado de nuevo
a la tierra de los justos y los fuertes y los sabios.

Hermanos y hermanas del pálido bosque.
Oh, hijos de la noche
¿Quién de ustedes se unirá a la cacería?

Ahora la noche llega con su legión púrpura
Retírense a sus aposentos y a a sus sueños.
Mañana llegaremos a mi pueblo natal.
Quiero estar listo'.

JIM MORRISON
 

Sample text

Sample Text